Sensores de temperatura

El término «sensores de temperatura» engloba varios elementos muy distintos, asociados a diferentes funciones del vehículo. De esta manera, los sensores de temperatura de retrovisor, por ejemplo, solo pretenden facilitar una información indicativa al conductor. Por el contrario, un sensor de temperatura de aire de admisión permite remitir al ordenador una información sobre las variaciones de temperatura medidas en el colector, para permitir un ajuste más exacto de la inyección y del avance al encendido. En cuanto a los sensores de temperatura de agua y de aceite, sus respectivas funciones son bastante evidentes.

En todos los casos, los sensores registran datos de gran importancia para el control del motor, y un fallo a este nivel puede traducirse en serios daños irreversibles; de hecho, un recalentamiento prolongado del motor reduce considerablemente su vida útil. Por ello, no corra riesgos y sustituya regularmente sus sensores de árbol de levas eligiendo la calidad y la fiabilidad de los productos de EFI Automotive Service.

undefinedundefinedundefined