Sensores árbol de levas

El sensor del árbol de levas, que se encarga de determinar la posición del árbol de levas durante todo su ciclo de rotación para transmitir esta información al ordenador, tiene una importancia primordial en la gestión del motor. De hecho, permite saber dónde se ubica cada válvula, y así ajustar permanentemente la inyección de combustible (o el desencadenamiento de la chispa para los motores de gasolina) cuando el pistón llega al pico de su carrera. En caso de fallo, será más difícil arrancar, o incluso imposible, y el motor fallará cada vez más, a lo que se sumará un consumo excesivo. Un código de fallo específico aparecerá también en el ordenador.

Se utilizan dos tecnologías para los sensores de cigüeñal, y como líder del mercado europeo, EFI Automotive domina totalmente cada uno de estos ámbitos: efecto inductivo (VRS) y efecto Hall. Elegir nuestros sensores de árbol de levas significa entonces priorizar la calidad de un fabricante de equipos originales reconocido por sus competencias entre los principales fabricantes mundiales. 

 

undefined      undefined